Este es el espacio para los primeros en el reino de Dios, es decir de los niños.

Ellos son el futuro de la iglesia, el futuro de las familias y el futuro de nuestro país,  por esa razón este es el lugar donde nuestros niños aprenden la palabra de Dios, se les enseñan valores bíblicos y se les motiva a buscar a Dios con pasión.

Son atendidos por maestros  capacitados para impartir clases de forma dinámica con juegos, alabanzas, enseñanzas, manualidades y diversas actividades para que ellos al mismo tiempo que crecen espiritualmente puedan desarrollar sus talentos y habilidades sin olvidar que se les instruye de acuerdo a la visión de la iglesia para que en el futuro ellos caminen en ella.

Se ha implementado una metodología de enseñanza denominada Sistema BLUE. El objetivo de dicho sistema es “unir la luz de Jesús con el amor del hogar, para impactar el corazón de cada niño, utilizando herramientas que sirvan de conexión entre padres e hijos para generar una experiencia familiar única e inolvidable”.